María Xesús Díaz llega muy joven al mundo del dibujo y de la pintura por una temprana vocación artística. Cursa estudios en la “Escuela de Artes” de A Coruña su ciudad natal y durante años complementa su formación con la enseñanza. En 1987 expone por vez primera en Madrid y en el Ayuntamiento de A Coruña con motivo de la “ I Muestra artes plásticas 75 años Unión Fenosa”.

Después de una primera toma de contacto con el espectador ajeno, la creación y la búsqueda de un estilo propio ocupan su tiempo durante años. Es en la década de los noventa cuando ya encontramos una producción definitoria de la artista, caracterizada por una marcada tendencia naïf y por colores muy vivos. Durante estos años expone en diversas salas de la ciudad y de sus aledaños.

Seguidamente su obra comienza a recorrer el resto de la geografía gallega, y el estilo naïf deja camino a paisajes de un impresionismo creciente, en el cual se debe destacar el alargamiento del trazo y la aparición de nuevas tonalidades, azules y verdes. Expone, entre otros lugares, en la Xunta de Galicia, en Lugo y en diferentes puntos de Pontevedra.

Con el nuevo siglo llega la plenitud de la artista, que atraviesa fronteras. El color prevalece sobre el dibujo, la espátula se convierte en la herramienta esencial y los escenarios imaginados adquieren mucha fuerza, desembocando siempre en sentimientos reconfortantes. Acercarse a su pintura es acercarse a su interior.

La obra de la pintora visita diferentes ciudades, dentro y fuera del Estado español: Cangas, Brión, Vigo, A Coruña, Ribadeo, As Pontes, Pontevedra, Santiago de Compostela, Ortigueira, Orense, Valdepeñas, Barcelona, Marbella, Madrid, Zaragoza, Córdoba, Girona, La Rioja, Plasencia, Ferrol,  Porto do Son, Argamasilla del Alba, Buitrago del Lozoya, Monzón, S.S. de los Reyes, Baiona, Lugo, Zamora, Valencia,  Las Rozas, San Xenxo, París, Oporto..

Participa en diversas Ferias de Arte y encuentros artísticos

Estas actividades se convierten en una parte importante de su vida y la llevan a establecer un contacto pleno con la actualidad artística del país, a través del conocimiento de las obras y de los artistas.

Forma parte del jurado en diferentes certámenes; presentándose también como concursante en algunas ocasiones, consiguiendo distintos premios y distinciones.

Varias de sus pinturas son escogidas en diferentes proyectos audiovisuales para la CRTVG e ilustra varios libros y revistas. Su obra está repartida en distintas colecciones públicas y privadas.

Colaboraciones recientes                                                                                                                                                                                                                                "Libros Elas y Sempre Marzo" Ediciones de lujo de A Xanela editorial. El primero sobre las mujeres gallegas de la escritora y profesora universitaria Aurora Marco, con la colaboración de ocho artistas plásticas gallegas. El segundo una revindicación del 8 de marzo en el que participan un grupo de poetas gallegas y varia/os artistas.                                                                                                                                                                                                "Proyecto para La Universidad de Santiago de Compostela. "Educación visual y plástica" Consideración del arte en las actividades de la educación infantil. 

Actualmente sigue trabajando en su estudio de A Coruña en nuevos proyectos, siempre creciendo en el ámbito artístico y personal.

 

 

 

 FRAGMENTOS DE COMENTARIOS A SU OBRA

 

La autora convierte sus lienzos en un homenaje a la poética de la mancha, a la huella física del pigmento a través de la fuerza de la espátula, manteniendo de forma mágica su capacidad de emocionar, y a la vez ofrecer una muestra personal de extraordinaria calidad pictórica. Es la incontestable realidad de que es uno de los grandes valores de la pintura gallega actual.

María Fidalgo Casares Doctora en historia, investigadora y crítica de arte

 

Diante do gozo estético experimentado ao visualizar os cadros de María Xesús Díaz, diante de tanta beleza, como achar a palabra xusta para non embarazar as resonancias que transmite este espazo pictórico? Difícil, arriscado empeño este de desvelar mundos que, en principio nos resultan descoñecidos, malia sabermos da súa xénese e presentimos certo fío condutor, certas recorrencias temáticas, simbólicas, que proban as estancias desta morada exposición en cuxa porta me sitúo con grande admiración e respecto.

Aurora Marco, profesora, investigadora, ensaista

 

Creo que pintas películas, cine para ser máis exactos, pero anulando esa ansiedad (como apuntaba Benjamín) dos medios mecánicos de reproducción, instalados nas nosas retinas, de 24 fotogramas por segundo. Non necesitas esa plasmación de movemento porque en cada insistencia da mirada os segundos para 24, quedan convertidos en infinito ata que a emoción deixe de rastrear preguntas e respostas. Turner tuvo que explicitalo ca locomotora, ti no no necesitas por propio formulismo técnico.

Pedro Cabarcos Quintela, Historiador e crítico de arte

 

A pintora loita coas sombras cunha  palebatuta de cores, invoca aos catro elementos e achéganos á quinta de Mahler, á quinta do Xordo, á quintaesencia de si mesma. Hai conflito nas súas obras, a protagonista busca armonías pero atópase á volta cunha percusión estridente.

Gustavo Pernas historiador e dramaturgo

 

María Xesús Díaz inventa su propia realidad, una realidad transparente que deja entrever su alma. Un alma intensa, fuerte y llena de contrastes. Expresiva y profunda, la autora se preocupa de la estética y el sentimiento, fines que consigue a través del exquisito manejo de la espátula, que le permite escribir con el color de su interior.

Patricia Nogueira, realizadora audiovisual y crítica independiente.

 

O traballo de María Xesús Díaz, ofrécenos un punto de vista singular, ben afastado da rixidez de moitas receitas pictóricas, cheo de sutileza, de referencias e matices que alargan a comprensión de dos modos de expresión, música e artes plásticas.

Carlos L. Bernárdez, historiador, ensayista, crítico literario e artístico

 

María Xesús Díaz proponnos pura visualidade, e con ela, os derivados sensoriais que entendemos en cada subjetivismo. No meu caso, son os poemas dos seus cadros, a lectura que me invade, derivada das facultades propias do facer artístico onde se tece o formato, a composición, a luz, as gamas cromáticas, en definitiva, esa lírica que convertida en música é sinfonía da sua proposta.

Pedro Cabarcos Quintela, Historiador e crítico de arte

 

La autora sorprende con unas pinturas de belleza perturbadora e inquietante, a las que el personal tratamiento del color presta una dimensión nueva y sugerente, llena de matices e infinitas lecturas.                                                                                                                      

Sonia Garrido, escritora y periodista.

 

Los paisajes en contrapunto con las manchas abstractas nos dejan un lenguaje pictórico claro y puro. Sentir la diferencia del mundo real es una de las claves para comprender la pintura de María Xesús.

Magno Fernándes dos Reis, profesor, periodista y crítico de arte.

 

Su obra llena de armonía, apuesta por una realidad inventada pero sugerente, en la que no hay cabida para la negatividad, siendo estética en lo sutil, para luego volverse plenamente intimista.

Joan Lluis Montané, de la "Asociación Internacional de críticos de arte".

 

La suavidad del trazo, su calidad, la utilización zonal, el juego de sombras al que se une lo "tenue" acompaña el carácter sensual, el posicionamiento sugerente de lo captado como fundamental baza representativa y manera de extrapolar no solo situaciones o momentos, sino sentimientos en la más pura significación de la palabra.

Francisco Arroyo Ceballos, de la "Asociación Internacional de críticos de arte".

 

María Xesús compone con libertad expresiva, cediendo protagonismo al color, estableciendo planos que quedan acentuados por la mancha. En conjunto es una obra impactante, que elabora una visión propia, alcanzando resultados brillantes.

J. Méndez Aguilar, Editor Cultural